LA TERRA ALTA

La Terra Alta es una comarca situada al suroeste de Cataluña, en la provincia de Tarragona, delimitando con las comarcas de la Ribera d´Ebre i el Baix Ebre y con la provincia de Aragón.

Fuente: archivo propio

Formada por un conjunto de tierras elevadas que se sitúan en el margen derecho del río Ebro. Su etimología nace por ser un territorio elevado geográficamente hablando, frente a sus comarcas vecinas del Baix Ebre y la Ribera d´Ebre, que se sitúan al nivel del río Ebro.

ALGUNOS DATOS SOBRE LA TERRA ALTA

Tres tipos de paisaje son los que confieren esta región: la llanura, el valle y los altiplanos. En él se pueden distinguir hasta 17 tipos de suelo.

Su climatología está marcada por su escasa lluvia, concentrada en primavera, el cierzo y el garbino como vientos dominantes, los inviernos fríos y largos y los veranos secos. 

Fuente: Google Maps

Doce municipios son los que forman esta comarca, situando a Gandesa como la capital de la Terra Alta.

Doce municipios donde su población se dedica principalmente a la agricultura, aunque sólo el 40% aproximadamente de su territorio se conrea. El resto del territorio es montañoso y abrupto, difícil de trabajar.

Su agricultura está basada en la vid, el olivo y el almendro que, además de la importancia de la propia producción agrícola en sí para la economía local, aporta un notorio interés turístico al visitante.

Todas estas características confieren a la Terra Alta una personalidad propia, una identidad única.

Quizá fuera esta identidad uno de los motivos que inspiró a Pablo Picasso a inmortalizar este territorio en algunas de sus obras cubistas más famosas.

PABLO PICASSO Y SU PASO POR TERRA ALTA

Pablo Picasso estuvo en dos ocasiones en la Terra Alta. Su paso por el territorio no fue fortuito, sino que en las dos ocasiones su estancia fue de varios meses y por distintos motivos.

La primera vez fue en el junio de 1898, con 16 años de edad. Enfermo de escarlatina, se trasladó desde Barcelona a Horta de San Joan, invitado por su amigo Manel Pallarès. Su estancia se prolongó hasta febrero de 1899.

En este período, pasó largos ratos, incluso algunas noches, en una cueva en el bosque cercano a Horta de Sant Joan en compañía de Pallarés.

La “Cova Picasso se puede visitar actualmente, siguiendo una ruta de senderismo de baja dificultad, señalizada en el Parc Natural dels Ports y conocida con este mismo nombre.

La segunda vez que visitó el lugar fue en mayo de 1909, once años después de su primera visita. Ésta vez, venía acompañado de Fernande Olivier, su pareja sentimental en aquel momento. Su visita se prolongó hasta agosto del mismo año.

En esta época estaba inmerso en su aventura cubista. Su obra “Las señoritas de Aviñón” marcó el inicio de este movimiento. Su técnica fue definida por Braque y Picasso y tuvo muchos seguidores.

De hecho, el cubismo fue un punto de inflexión en el mundo de arte. Se abandonan las técnicas clásicas del ilusionismo pictórico y se apuesta por las formas geométricas, fragmentando líneas y superficies y dejando a un lado la perspectiva tradicional.

De este período son algunas de sus obras más famosas, en las que reflejaba naturalezas muertas, paisajes y también retratos de Fernande.

Nosotros haremos énfasis en una de nuestras favoritas, “Casas en la Colina en Horta de Ebro”, datada en el año 1909, Picasso nos muestra su visión del pueblo de Horta.

Fuente: Pinterest

Al parecer, Picasso halló su inspiración en estos paisajes en múltiples ocasiones. Convertía los paisajes y las distintas formas que veía en la naturaleza en obras de arte constituidas por formas geométricas que componía y descomponía.

El periodo vivido por Picasso en Horta de Sant Joan fue uno de los más importantes y prolíferos en cuanto a su actividad artística. Así lo señaló en su célebre frase: “Tot el que sé, ho he après a Horta”.

En algunas de estas obras se intuye la influencia y el recuerdo de grandes artistas que conoció y con quien se codeó a lo largo de su trayectoria.

EL VINO DE LA TERRA ALTA COMO ICONO DEL TERRITORIO

En Cataluña podemos distinguir once Denominaciones de Origen en relación al vino. Doce si añadimos la DO Cava, en relación a los vinos espumosos españoles elaborados con el método tradicional.

Entre ellas, encontramos la D.O. Terra Alta, la denominación de origen relativa al vino que ha situado a este territorio en el mapa.

La orografía y el clima de la Terra Alta hacen de estas tierras un lugar óptimo para la producción de vinos de gran calidad. Son unas 5.280 hectáreas aproximadamente de terreno registrado para el conreo de la viña y alrededor de 1250 viticultores inscritos.

Entre las variedades permitidas por el Consejo Regulador de la Terra Alta, destaca la garnacha en sus distintas versiones para la producción del vino.

Gran parte de su producción pertenece a vinos blancos, en base a las variedades garnacha blanca y macabeo. Suelen ser vinos muy potentes, con carácter mediterráneo y un gusto peculiar.

Pero también se producen vinos rosados y negros, elaborados principalmente con garnacha negra, garnacha peluda, carinyena i ull de llebre, aunque se permiten otras variedades. Suelen ser vinos estructurados y con personalidad, rosados con mucho sabor y negros con cuerpo y complejidad.

Como nota, cabe decir que algunos de los vinos que se producen en Terra Alta han sido galardonados con la medalla de oro en distintas ediciones del prestigioso concurso internacional Grenache du Monde. Éste se celebra anualmente y premia las mejores propuestas de vino producidos con garnacha.

Es el caso del “Selecció Blanc”, de Altavins Viticultors (Batea), o de los vinos “Mas de Sotorres”, “Els Costums” o “Diferents” de Les Vinyes del Convent (Horta de Sant Joan) entre otros, premiados con medalla de oro en su edición 2020.

Merecen ser mencionados “L´Indià Blanc”, “El Gamberrillo Mistela Blanca” y el “Gamberro Blanc”, tres de los vinos producidos por la bodega Pagos de Híbera, también bajo la tutela de la D.O. Terra Alta.

Esta bodega se encuentra ubicada en el edificio modernista conocido como la Catedral del Vi de Pinell de Brai. Sus vinos han sido premiados en distintas ocasiones en ediciones de este concurso de 2015, 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020, en unas ocasiones con medalla de oro y en otras con medalla de plata.

Fuente: Agència Catalana de Turisme

La Catedral del Vi de Pinell de Brai (imágen superior), ofrece una visita a esta antigua cooperativa de estilo modernista, una de las tantas que proyectó el famoso arquitecto modernista, discípulo de Gaudí, Cèsar Martinell.

La visita termina con una cata de los vinos que en ella se producen. Además, existe la posibilidad de disfrutar de un menú tradicional del territorio los fines de semana.

QUÉ HACER EN TERRA ALTA

Si estás pensando en viajar por Cataluña, la Terra Alta es una comarca con multitud de propuestas y con un gran potencial.

En cuanto al vino se refiere, la Terra Alta ofrece una gran variedad de actividades alrededor de él. Disfrutar de sus paisajes entre viñas, asistir a un maridaje de vinos y tapas en una bodega con personalidad propia o atreverte a ser vitivinicultor por un día, son algunas de las propuestas más interesantes a valorar.

Si eres amante del turismo activo, podrás disfrutar de multitud de rutas de senderismo, de cicloturismo o incluso de rutas a caballo que finalizan con cata de cerveza artesanal, como punto y seguido.

Fuente: archivo propio

Si la gastronomía es lo tuyo, en Terra Alta puedes optar por una escapada enogastronómica basada en la degustación de distintos platos, elaborados con productos km 0 y de temporada.

Tendrás la opción de maridarlos con los vinos de la D.O. Terra Alta y podrás completar tu escapada con una visita a un molino tradicional de aceite y un taller interactivo, donde aprenderás cómo hacer tu propio aceite de oliva.

El turismo cultural también tiene cabida en este territorio, más allá del legado que nos dejó Pablo Picasso. Conocer las aventuras y desventuras del bandolero “Panxampla”, carismático personaje que recorrió escondido los bosques de esta comarca, aunque era nativo de Alfara de Carles, pequeña población de la comarca del Baix Ebre. Ésta puede ser una opción divertida a la vez que enriquecedora si estás pensando en viajar con niños.

No podemos hablar de la Terra Alta sin hacer referencia a la memoria histórica. Y es que este territorio guarda el recuerdo aún vivo de la barbarie vivida en la Batalla del Ebro. Ésta se recuerda como la batalla más larga, en la que más combatientes participaron y una de las más sangrientas de las que se tuvieron lugar en la Guerra Civil Española.

Anualmente continúan celebrándose actos en memoria de los sucesos producidos y en honor en especial a la “Lleva del Biberó”.

Éstos fueron miembros del bando republicano que en un principio tenían que realizar tareas auxiliares, por ser menores de edad. Pero finalmente formaron parte de la ofensiva republicana en el territorio, cuando alguno de ellos alcanzaba tan solo la edad de 14 años.  

Existen rutas guiadas por historiadores expertos en diversos espacios, donde acaecieron los hechos más significativos de esta batalla. Pero no los trataremos hoy, ya que merecen un capítulo aparte.

VIVE LA TERRA ALTA DE LA MANO DE NJOY CATALONIA

NJOY CATALONIA apuesta por un turismo de calidad, dando visibilidad a aquellas propuestas con identidad, con sello propio, en base a un turismo sostenible, siempre respetuoso con el medio ambiente.

Os animamos a descubrir nuestras propuestas y os invitamos a visitar nuestra web y a registraros para estar al día de todas nuestras ofertas y novedades. 

Os podéis convertir en njoyers reservando nuestras actividades y escapadas, de este modo os beneficiaréis de descuentos en las siguientes compras y de otras ventajas que os iremos descubriendo poco a poco.

Además, estaréis colaborando con nuestro compromiso NJOYun viajero, un árbol, porque viajar también implica cuidar de nuestro planeta.

¡NJOY!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *