LA ESENCIA DEL DELTA DEL EBRO

Entre los diversos hábitats acuáticos que encontramos en el país, sin duda el Delta del Ebro es el que ha ganado más popularidad en los últimos años. La incansable lucha de sus pobladores por conservar la esencia del Delta del Ebro, pone de manifiesto su innegable valor a todos los niveles.

EL PARQUE NATURAL DEL DELTA DEL EBRO

El Delta del Ebro fue declarado Parque Natural por la Generalitat de Catalunya en 1983, a instancias de sus habitantes y como respuesta a diversas movilizaciones por su parte, en contra de unas desecaciones realizadas en ese mismo año y por el peligro que conllevaban para esta zona. La finalidad era armonizar la conservación de sus valores naturales y su explotación por parte de la población.

La laguna de l´Encanyissada, una de las más visitadas en el Delta del Ebro

El movimiento en defensa del Ebro, a través de su plataforma, ha situado este parque natural en el punto de mira de la población en general.

Hasta aquí se han acercado profesionales en diversas áreas que estudian el lugar con diferentes fines, organizaciones nacionales e internacionales destinadas a conservar espacios naturales de gran valor, miles de medios de comunicación que cubren las últimas noticias sobre su estado, especialmente después de episodios como el “Gloria”, donde su fragilidad saltó a la luz.

Sin olvidar a los viajeros amantes del ecoturismo que se han acercado hasta el sur de Cataluña para disfrutar de todo lo que nos aporta este territorio, bajo la amenaza real de que algún día el Delta del Ebro no vuelva a ser lo que hasta ahora ha sido.

LA SINGULARIDAD DEL DELTA DEL EBRO

Con más de 300 km cuadrados de superficie, es el hábitat acuático más extenso del territorio catalán. Con una gran variedad de entornos diversos ( río, mar, dunas, playas naturales, bosques de ribera, islas fluviales … ) y teniendo en cuenta los arrozales, este lugar acoge una enorme diversidad de flora y fauna que le confiere una personalidad especial, motivo de visita.

Así lo recomendaba National Geographic en un artículo de su publicación de viajes, sobre una escapada de fin de semana al Delta del Ebro.

Son muchas las características que le confieren tanta singularidad, desde su composición física, geográfica y natural hasta su particular cultura, patrimonio, historia y tradición.

Y es que además de la flora característica de sus hábitats, la confluencia del medio marino y fluvial da lugar a una gran diversidad de fauna ( más de cincuenta especies de peces y más de trescientas sesenta especies de aves, además de acoger algunas de las colonias de cría de aves marinas más importantes del Mediterráneo ), motivo por el cual fue declarado Zona Especial de Protección para las Aves ( ZEPA ) y fue incluido en la lista de humedales de mayor importancia internacional. Todo esto convierte al Delta del Ebro en un destino ideal para los amantes del birdwatching.

Flamencos en el Delta del Ebro

LA DIVULGACIÓN DEL TERRITORIO

Pero hoy nos vamos a centrar en la parte más humana. Porque como mencionábamos al inicio de este blog, si algo hay que destacar es la lucha constante de los habitantes del territorio por mantener vivo este lugar que para ellos es su casa, su historia, su medio de vida, su tierra querida.

La población del Delta del Ebro se ha puesto en marcha. De hecho, nunca ha dejado de estarlo aunque en la sombra, siendo un territorio que hasta ahora no había despertado un especial interés, quizá por la poca promoción que se le ha prestado hasta hace unos años.

La amenaza de su posible desaparición en un futuro no tan lejano junto con el temor a la posible despoblación en función de su desarrollo, ha hecho que sus habitantes muestren la fortaleza de su carácter y convicciones y unan esfuerzos para salir adelante. Esfuerzos traducidos en la creación de propuestas de valor y de infraestructura suficiente para acoger a todo aquel que les quiera visitar y que quiera saber por qué aman tanto este lugar.

Y no es para menos. El impresionante medio natural que lo compone ha dado lugar a la creación de multitud de actividades entorno al ecoturismo y al turismo activo y de aventura, siempre con la sostenibilidad y conservación del entorno y de su tradición como bandera.

Mención especial merecen las propuestas entorno a la divulgación del territorio y de sus costumbres, las actuales y las de antaño. Aprender métodos tradicionales de plantación y recolección, técnicas ancestrales de pesca o el arte de poder sobrevivir a partir de lo que el medio natural nos ofrece, en lo que pudiera ser un mundo sin petróleo, son sin duda propuestas de lo más insólitas, totalmente inmersivas y que no dejan indiferente a nadie.

Es el caso de Josep Polet, que a través de su mejor propuesta bajo el sello DeltaPolet, ha llevado su entusiasmo por el territorio que le vió crecer y su interés por conservar y divulgar sus tradiciones hasta distintas sedes europeas, relacionadas con el desarrollo del turismo sostenible. Prueba de ello son los premios y menciones obtenidos por su trayectoria, como su acreditación por la Carta Europea de Turismo Sostenible, otorgada por la Federación Europarc, así como el Premio Europarc a la Contribución a la Conservación.

Josep Polet durante su actividad tradicional en el Delta del Ebro

QUÉ HACER EN EL DELTA DEL EBRO

El río, la desembocadura y sus playas son lugares propicios para la práctica de deportes acuáticos como el Kitesurf, el Paddle Surf o el Electric Foil. El kayaking es otro de los deportes estrella en el lugar, con multitud de lugares a explorar a tan solo unos minutos de la orilla.

Por no hablar de los caminos entrecruzados entre arrozales, con cientos de kilómetros de vías para recorrer el Delta del Ebro de la forma más sostenible posible, a golpe de pedal de bicicleta, como cuando éramos niños y adaptado a pequeños y mayores.

Porque … ¿En cuántos lugares puedes hacer una excursión en bicicleta y parar en algunos de los múltiples puntos de observación de aves situados al lado de lagunas y humedales? ¿En cuantos lugares puedes explorar a golpe de pala los lugares preferidos de las colonias de flamencos que habitan el lugar?

Son propuestas al alcance de todos, que se complementan con diversos puntos de información, donde aprender desde cómo ha sido su formación y desarrollo a través de los tiempos hasta conocer algunos de los aspectos más importantes de su modo de vida y tradición.

Una de las múltiples actividades que se pueden realizar en familia en el Delta del Ebro

LA GASTRONOMÍA DEL DELTA DEL EBRO

Pero no podemos terminar el post de hoy sin hablar de aquello que a menudo nos alegra el alma: la gastronomía. Y es que la gastronomía deltaica es un tanto peculiar.

Principalmente ligada a la siembra del arroz y a la cría de marisco, su gastronomía se complementa con la variedad de peces y aves que habitan el lugar.

Una amplia oferta gastronómica que parte desde los arroces cocinados siguiendo la más estricta tradición, como el arroz de pato, pasando por platos a base de producto autóctono, de KM0 y de temporada, como las ortigas de mar o su famoso xapadillo d´anguila.

Degustaciones de ostras y mejillones en medio de la bahía, sobre los propios criaderos, maridando siempre con los vinos de la D.O. Terra Alta, la región vinícola más próxima y a la luz de la puesta de sol … Un placer para los sentidos.

Muchos son los restaurantes que se pueden encontrar en esta zona, sin embargo, es importante saber escoger los apropiados, no en el sentido de los que son más o menos turísticos, sino en el sentido de saber escoger aquellos que basan su cocina en el producto autóctono, respetándolo al máximo y en beneficio de la economía y el desarrollo local.

Cabe destacar la importante acción de divulgación de la gastronomía y del territorio que hacen algunos de los cocineros más emblemáticos de la zona, a través de sus establecimientos hoteleros y de restauración, que cuentan con menciones en la guía Repsol o en la guía de Estrellas Michelin (no todos situados a pie del Delta).Es el caso de la cocina de Joan Capilla, que a través del restaurante ubicado en su hotel gastronómico l´Algadir del Delta (Poblenou del Delta), ofrece una visión completa de la cocina típica del territorio al estilo más tradicional, aunque con toques de innovación. O el caso de Fran López, chef del Restaurante Villa Retiro (Xerta), ubicado en el complejo con el mismo nombre, y del Xerta Restaurant (Barcelona), que con sus dos Estrellas Michelin traslada y defiende el producto y la cocina de las Tierras del Ebro donde quiera que va.

Receta del chef Fran López, Restaurante Villa Retiro (Xerta)

Como podéis ver, muchos son los motivos para visitar este lugar e impregnarse de su esencia, muchas son las opciones a escoger para disfrutarlo, ya sea en pareja, en familia o en compañía de amigos. ¿Te lo vas a perder?

Recuerda que  Puedes visitar nuestra web y registrarte para estar al día de todas nuestras ofertas y novedades.

¡NJOY!

Una respuesta a “LA ESENCIA DEL DELTA DEL EBRO”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *